miércoles, 31 de marzo de 2010

CONFESIONES A UN ERIZO VIII

Querido Flipi, tenía tantas cosas que contarte... Qué tristeza encontrarte durmiendo y no poder despertarte así, con unas palmadas fuertes al lado de tu oreja, como a ti te gustaba.

Sigue durmiendo, te lo has ganado. Que sepa el mundo que mientras fuiste guardián de las macetas del patio no se asomó un caracol ni una babosa a menos de 30 km.

Yo también he estado ivernando un poco. Ahora que me escuchas desde el cielo de los erizos te contaré las cosas que me van pasando.

La presentación de Melena que te anunciaba la última vez que te hablé tuvo lugar. Las compañeras del Club Pomelo estaban infiltradas entre el público y me hicieron preguntas divertidas y amables... Pero mejor que escucharme a mí asómate al blog de Toñi que ya lo contó pincha aquí.

Ya te iré contando todo lo que me ha pasado desde aquel día hasta hoy, que no ha sido poco. Estuve en A Coruña, Pamplona, Mallorca, Barcelona, Sevilla, Almería, Santander, en el festival Cuentantón de Chelva en Valencia, en Castilla-La Mancha, en claro, en Jaén y Madrid.

Pero hoy lo que más me alegra es contarte que ¡¡¡¡me voy a AUSTRALIA!!!!

El Instituto Cervantes me convoca esta vez para ir al otro lado del mundo, donde la gente va cabeza abajo y se les salen los paquetes de tabaco de los bolsillos de la camisa y se van al espacio.

Sí, señor. Ay, Flipi, no he podido evitar una lagrimilla al pensar en la ilusión que tenías por conocer en persona al ornitorrinco.

1 comentario:

Sheila dijo...

Me ha encantado tu blog, y por supuesto tu forma de escribir. Intentaré ir a verte este fin de semana a Valdemoro. Un saludo

Contribuyentes